Archivo para marzo, 2009

Metamorfosis, primera parte

Posted in Fascículos on marzo 8, 2009 by Daniel

En el verano de 2005 es dónde comienza un viaje que me lleva hasta dónde estoy hoy. Un viaje largo, de cambios bruscos, de cambios lentos, de cambios no tan lentos, pero principalmente de cambio de mentalidad. Por primera vez en mi vida conseguía lo que tanto había añorado durante tanto tiempo: un equilibrio entre mi persona y el mundo que me rodeaba, lo que en una palabra se conoce como Felicidad. Desde mi punto de 24 años casi 25 ya pensaréis que una persona de 21 no pensaba todo esto, y es cierto, no lo pensaba, pero lo sentía y ahora es capaz de explicar ese sentimiento, soy capaz de explicar ese sentimiento. Y diréis que la felicidad eterna no existe, que sólo son momentos. Esos momentos son euforia en la mayoría de los casos. ¿Qué implicaba para mí ser feliz? Pues en primer lugar dejar de ser gilipollas y de vivir la vida que durante 3 años no había podido disfrutar por miles de circunstancias.

Aquí empieza la primera parte de esta etapa, la etapa del cambio. Pues bien, me puse a trabajar en un trabajo que me salió en julio de 2005. Un trabajo que me era muy cómodo, pues trabajaba los fines de semana y me dejaba 4 días para estudiar los exámenes de septiembre. Era un trabajo de encuestador en francés para magrebíes y en agosto, avioncito que te crió para L’Île de France con el dinero que había ganado. En Francia me encontré con toda una señora ciudad, con un abanico de posibilidades increíble, tanto en el terreno personal, como laboral (claro, esto era antes de la crisis), una mezcla de culturas que me asombró, y era una ciudad cosmopolita que me enamoró desde el primer día que estuve allí (aunque sigo pensando que la torre Eiffel es fea), aunque los precios no me enamoraron tanto, todo hay que decirlo. Me adapté muy pronto, no me resultó difícil, pero estuve muy poco tiempo. Fui a hacer un curso que me dio la posibilidad una vez llegué a España de realizar el DELF (yo quería el DALF, pero preferí ir a lo seguro), que conseguí y acto seguido me puse a hacer los exámenes de septiembre que aprobé menos la asignatura más difícil de la carrera, IAT, que tuve que aprobar en Bélgica, siendo un orgasmito… digoooo, un erasmito :santo:

De vuelta a coger otro avión que me llevó esta vez a Zaventem, Bruselas. Segunda vez que estaba en esa ciudad tan horrorosa, menos mal que allí no iba a vivir, que me iba a Gent, Oost-Vlaanderen. Llegué una semana antes de que empezara el curso, para que nos dieran la bienvenida la universidad y todo eso. Siempre pensando en la familia, nunca sabía si aquello iba a salir igual de bien que Francia y si realmente iba a merecer la pena, pues la beca erasmus que te dan es una MIERDA y todo lo pagaban mis padres de su bolsillo, pero pensaba en la cantidad de ofertas que me iban a llover sabiendo Neerlandés. En el fondo seguía y sigo siendo un iluso, pero eso me hace soñador y a veces es bueno soñar despierto, sabiendo siempre dónde estás y con los pies en el suelo.

Esto se puede considerar el prólogo, una reflexión e introducción de lo que vendría después. En la siguiente entrada veremos cómo comencé a adaptarme en un lugar tan diferente.

Anuncios

Un ¿cateto? en la ciudad, séptima y última parte

Posted in Fascículos on marzo 1, 2009 by Daniel

Finales de marzo de 2005, hace más o menos cuatro años y recibo la confirmación de beca erasmus y efectivamente me habían dado el lugar del que un año antes me largué pero al cuál volví. Bueno, no he contado un detalle esencial: no conocía en persona al dueño del piso, ni siquiera me acuerdo de cómo se llamaba, creo que me lo dijeron un día…

Por tanto chicos, pues claro, voy yo y hago cuentas y total, para junio sólo tenía que pasar dos noches allí por los exámenes, el resto era historia y era una gilipollez pagar junio para dos noches cuando al curso siguiente me iba. Total, que el 14 de abril les dije a las dos estas que el 30 de mayo me iba y que quería mi fianza y me dijeron que sin problema. Y yo que me fiaba menos de estas… y con las mismas puse una cerradura en mi habitación el día 15 de abril sin mediar palabra. Ahora entenderéis por qué. Van pasando los días pero bueno, a la cuerda de tender salonera ya le tenía cogido el truquillo. Todo es cuestión de cómo observes las cosas, si observas la tele te olvidas de las bragas, si observas las bragas, te olvidas de la tele. Psicología de la mejor oiga! Que el programa no me interesaba mucho, miraba las bragas y los tangas interesantes (los color carne no, naturaca) que el programa era interesante, pues miraba la tele. Pura psique oiga… La limpieza, psché, ahí seguíamos peleándonos por gilipolleces varias que no llevaban a ningún sitio… Bueno, a lo que iba, avisé con mes y medio antes de irme, con que para el 26 de mayo aviso que el 30 me voy porque el 31 es el día de mi comunidad y lo celebraban en mi pueblo ese año y quería ver todo lo que habían organizado en mi pueblen, como es de lógica, pues me dicen que no hay problema. Pagaba en ese piso 180 euros, por lo que me tenían que devolver cada una 90 euros, pues el casero no devolvía la fianza que la tenía bien agarrá, la devolvían las inquilinas al inquilino que se marchaba, y el inquilino que entraba se la pagaba a las inquilinas que ya estaban allí viviendo… Llega el día 30 y me dicen que no tienen el dinero, pero que yo me vaya y les deje un número de cuenta y las llaves de mi habitación y las de la puerta. Mi respuesta: Y una mierda! No me pagáis la fianza? Yo me quedo junio de “gratis” y no váis a poder enseñar la habitación a nadie porque tiene cerradura y no me va a salir de los pies. Vuzotrah sabréih! Día 31 de mayo que me perdí la fiesta por la culpa de las putas estas  cutres 😡

Total que comienza la guerra! No tenía nada que perder, para qué iba a perder el tiempo limpiando? que limpiaran ellas que eran las limpias, además yo tenía exámenes y tenía que estudiar así que cuántas más migas pusiera por el suelo mejón, la cuerda de tender? la quité de la alcayata y la puse encima de la mesa del salón con bragas y chalecos incluidos… la mesa chorreando… Pero lo bien que yo veía la tele, eso no tiene precio, para todo lo demás mastercard… y la cara de cabreo que ellas tenían, jijijijijijiji….

El día 6 llaman a mi habitación porque me devolvían la fianza menos los 6 días que había estado. Que uno será de pueblo pero no gilipollas y a mala leche no me gana nadie ::santo:: y ya sabéis que para que yo haga algo así muy cabreado me tienen que tener, así que al final me fui de ese piso con fianza, habiendo hecho de las mías los últimos días y lo más importante, habiendo hecho amigos de los de verdad!!! jijijijiji y contento porque comenzaba una nueva etapa en mi vida, otro libro que empezaba con nuevos fascículos que contar.

FIN